El uso del ejército para resolver conflictos (I)

EL USO DEL EJÉRCITO PARA RESOLVER CONFLICTOS:                          

EL FRACASO DEMOCRÁTICO.

militarismoyresolucion.de.conflictos

La semana pasada mi cabeza no dejaba de preguntarse una y otra vez si ¿el ejército es un instrumento adecuado para resolver conflictos? . Es más, en momentos de cierta obsesión temática la jodía cabeza no paraba de preguntarse si el uso del ejército para resolver conflictos, ¿es un uso eficaz y si es un eso democrático?.  Decidí escribir este post para calmarme mentalmente. Veamos lo que se me pasaba por la cabecita de forma insistente y si logré calmarme. Creo que lo logré.
 Todo el estrugir mental me sobrevino por dos noticias que  aunque en apariencia no tenían mucho la una con la otra en el fondo trataban de lo mismo.

Una de las noticias se refería al alcalde de Granada, que no tuvo otra ocurrencia que decir que iba a solicitar al gobierno el uso del ejército para recoger la basura de las calles de Granada si continuaba  la huelga convocada por los trabajadores de Granada por los recortes anunciados por el consistorio para el 2013. (Ver noticia: http://www.diariodesevilla.es/article/andalucia/1439196/alcalde/granada/avisa/recurrira/ejercito/si/continua/la/huelga/basura.html)

La otra noticia hacia referencia a la intervención militar  por parte de  Argelia  para liberar a los empleados secuestrados en la fabrica Argelina de Gas por supuestos grupos terroristas islamistas. (Ver noticia: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/83875-argelia-secuestran-ocho-extranjeros-planta-gas-manejada-bp.).

Dos conflictos que, como digo, aparentemente no tienen mucho en común pero en el fondo de ambos conflictos tienen la misma base: Los propicia el abuso que hacen las partes dominadoras para mantener las situaciones de injusticias y desigualdad sobre las partes dominadas. Veamos.

En el conflicto de Granada se decide aplicar los recortes a los de siempre a los trabajadores con reducción de salarios de forma considerable, de jornadas libres, de empleados. Como no se llega a un acuerdo en lugar de mediar y seguir negociando no se le ocurre al alcalde más que la brillante idea que amenazar con usar el ejército como esquirol para así un servicio como es la recogida de basura pues se haga. Y a la demanda de los trabajadores de Granada que le den por ahí.

Al final no se ha llevado a cabo tal amenaza, que no aviso, del alcalde de Granada, porque los trabajadores/as han puesto de su parte y han seguido negociando y cediendo con el fin de acordar y no salir perdiendo mucho. Un ejemplo de democracia han dado los trabajadores de Granada a su Alcalde que han usado el civismo sin amenazar negociando y negociando hasta alcanzar un acuerdo eso sí luchando por sus derechos de forma noviolenta como es el uso de la huelga para ello. Por lo menos han ganado que a los que iban a echar no les han echado aunque hayan tenido que reducirse de forma considerable el sueldo y jornadas de descanso.

Y este uso del ejército no es nuevo en estos tiempos, ya Pepe blanco del PSOE, amenazó en pleno conflicto laboral con los controladores aéreos el uso del ejército para obligar a permanecer en sus puestos de trabajo a los trabajadores de aena. Vamos que estó de amenazar con el ejército en los conflictos laborales está de moda en los últimos gobiernos sean del signo que sean.

Vayamos al otro ejemplo. Es el caso de Argelia. En dicho caso si que se ha hecho uso del ejército con el resultado de siempre de varios muertos. Conviene recordar que en África ya las guerras no son como hace años donde había ejércitos reconocidos. Que eran guerras donde había dos ejércitos frente a frente. Los países eran colonias de USA o de URSS , donde una potencia y la otra  financiaban a los ejércitos de los grupos enfrentados de los países para que guerrearan y hacerse con el poder y así poner un gobierno amigo que facilite el expolio de los recursos naturales para el enriquecimiento de una potencia o de la otra. Eran tiempos de la mal llamada guerra fría que de fría tenía poco que se lo digan a las poblaciones africanas.

Tras 1990 que supuestamente acaba la guerra fría tras la caída del comunismo soviético,  Africa sigue siendo explotada pero ya no por dos sino por una sola potencia y sus amigos,  USA y la UE, el llamado Occidente.

Ahora ya no hay un ejército enemigo financiado por URSS o USA ahora el enemigo son llamados terroristas, que no están organizados en ejércitos y que usan otras tácticas militares, atentando contra empresas e intereses de occidente en África.

Cuento brevemente este contexto porque la mayoría de los gobiernos en África son amigos de Occidente, me refiero occidente a USA y UE, y cuando hay un grupo que pone en peligro a ese gobierno amigo pues se le tacha de terrorista y se le quiere eliminar porque como se nos dice sino traerá inestabilidad a la zona.  Quizá lo que traerá es inestabilidad a los intereses capitalistas de Occidente.

En Argelia hay un gobierno amigo que con empresas de Occidente explota el recurso natural muy preciado por el capitalismo de la UE, el gas natural. La población de Argelia de esta explotación no se beneficia en nada, más que en quedarse si un recurso material que les pertenece. Los trabajadores europeos y algunos japoneses de esas empresas capitalistas globalizadoras ganan mucho salarios por explotar y llevarse el gas hasta nuestros países.  Los trabajadores argelinos ni si quiera pueden beneficiarse trabajando en dichas empresas.

En Costa de Marfil pasa lo mismo, el Uranio es muy preciado por Francia para seguir manteniéndose como potencia nuclear y asi tener peso militar a nivel mundial, por eso no va a permitir que un grupo se haga con el poder en Costa de Marfil, y saltándose toda norma internacional, actúa militarmente, como ya otras muchas veces lo ha hecho USA en IRAk, Afganistan..etc, España en IRAK,  y Afganistan, Israel en Palestina y Siria, ..etc.

Las poblaciones tanto de Argelia como de Costa de Marfil están cada vez más empobrecidas porque no ven ninguna repercusión socioeconómica en la extracción de estos recursos que son suyos. El enriquecimiento se lo llevan las clases gobernantes amigas de occidente.

Tras estas comparaciones vemos que es muy fácil recurrir al ejército para tratar de “resolver” el conflicto que tienes.

Pero me pregunto, ¿ avanzamos en democracia, ya sea aquí en España o a nivel internacional, al usar a los ejércitos para resolver nuestras disputas por muy complicadas que sean?. La respuesta es más bien todo lo contrario. El uso del ejército para resolver conflictos muestra una incapacidad democrática muy grande. Es un atraso democrático gigantesco. Muestra una falta de habilidad negociadora alarmante.Y digo alarmante porque si en algo se caracteriza la cultura democrática es en diálogo, y la base de todo diálogo es la negociación, y si además estás en una posición de poder, como es la del alcalde de Granada o la del Gobierno de Argelia o de Francia, pues más herramientas tienes para saber negociar y más posibilidades tienes de saber ceder. Porque la negociación es el arte de ceder todos para que así ganemos todos.

Estoy convencido que los supuestos terroristas islamistas estarían dispuestos a negociar sin engaños y dispuestos a ceder, al igual que los trabajadores de Granada lo hicieron.

En ambos conflictos lo que hay es una desigualdad y una injusticia social grande, donde pierden siempre las poblaciones, los trabajadores, la parte más pequeña, y en la  las clases dominantes que ostentan el poder no quieren entender nada y no quieren perder nada.Solo ganar y mantener las situaciones de injusticia que les beneficia.

Cuando decimos que los ejércitos se usan para mantener las injusticias sociales nos referimos a estos ejemplos.

Podemos concluir que el uso de los ejércitos no solo no es adecuado ni eficaz a largo plazo sino que la democracia se ve altamente dañada cuando se usa el ejército.

Siempre son excusas de “mal  democrata”  el que dice que no negocia con condiciones previas. Lo dicen porque no quieren negociar o porque no saben. Siempre hay que estar dispuesto a hablar, dialogar e intentar acordar algo, por muy complicado que sea el tema, o por muy agresiva y violenta que sea las maneras de actuar de la otra parte en cuestión.Quizá más motivo para negociar si cabe, para mostrar más democracia a la otra parte.

Como premisa democrática todo aspirante a gobernante debería ante todo conflicto en el que no se llegue a un acuerdo obligarse asi mismo a negociar y sino se llega a un acuerdo, de nuevo  volver a negociar, y sino se llega a un acuerdo, volver a negociar…y así hasta que se acuerde algo. No queda otra. En democracia hay que negociar hasta llegar a la extenuación. Por eso somos democráticos y es lo que pido a mis representantes.

Usar al ejército para tratar de resolver conflictos es reconocer que ha fracasado la democracia, es reconocer lo torpe democráticamente que es uno. Es mostrar como ha fracasado la actitud democrática que se le exige a todo representarte institucional, a todo gobernante que se digne a serlo.

militarismoyresolucion.de.conflictos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s