¿Por qué todos los días no son días de la NOVIOLENCIA?

dia.no.violencia

30 de ENERO: DÍA DE LA NOVIOLENCIA

Hace unas décadas las naciones unidas decidieron poner en el calendario días especiales que sirvieran para recordar algún tema que tenga relación con los derechos humanos.  Sí, esos derechos que deseamos todos que nos guíen pero que se llenan la boca los poderosos de nombrarlos y tantas veces son violados, pisoteados y no aplicados.

Uno de esos días es el 30 de Enero, día de  la NOVIOLENCIA. Se eligió esta fecha en un inicio por recordar a una de las grandes figuras del pacifismo noviolento: Mohandas Karamchand Gandhi. El 30 de Enero de 1948, cuando Gandhi se dirigía a una reunión para rezar, fue asesinado , a los 78 años de edad por un radical hindú aparentemente relacionado con grupos ultra derechistas de la India.

Quizá no, seguro, es el autor de la noviolencia más popular y admirado. De ahí que se le pusiera un día y después ese día ya no era el día del recuerdo a Gandhi sino el día de la Noviolencia.

Aunque no fue el primero en usar la noviolencia como método de lucha política, sí que es probable que lo fuera como el impulsor de esta herramienta de lucha social en movimientos ciudadanos, en masas sociales. Influenciado por autores como Tolstoi, Throeau, Ruskin y el evangelio cristiano supo sintetizarlos y focalizarlos como nadie hacia la lucha social por la construcción de un mundo más justo.

Aunque fue profundamente religioso y espiritual supo combinar sus prácticas espirituales y sus prácticas políticas. Creó el movimiento ciudadano  Satyagraha, búsqueda o persistencia en la Verdad, movimiento social político y espiritual a la vez. Su palabra clave fue AHIMSA, que literalmente significa “no hacer daño”. Su lucha social no era contra los ingleses que colonizaban la India, sino contra un sistema social, el británico impuesto a la India donde la inmensa mayoría de la población era tratada injustamente en beneficio de unos pocos que solían ser ingleses u occidentales.

Condenó la violencia en todas sus formas y manifestaciones, ya sea la violencia directa, física o psicológica, como la violencia cultural y la violencia estructural.

En contraposición de lo que nos mueve hoy en día como es la cultura capitalista y los valores de occidente donde el fin justifica cualquier tipo de medio que se use para conseguirlo, es decir, para traer democracia vale todo tipo de medios para conseguirlo: corrupciones, abusos policiales, bombardeos…; como digo en contraposición a esto para Gandhi : El fin está en los medios como el árbol está en la semilla. Esa era la clave. Que los medios deben ser coherentes al fin perseguido.

La contribución de Gandhi fue fundamental para que la India se convirtiera en la primera nación descolonizada del pasado siglo XX.  Uso métodos como fueron movilizaciones masivas, ayunos, boicots…etc, sedujo a los medios de difusión para tenerlos de su parte. Tuvo represiones, en sus movilizaciones sociales hubo víctimas, llevó  hasta sus máximas consecuencias sus acciones.Tenía un sentido radical de la democracia. La llevaba hasta sus últimas consecuencias.

Consideraba la democracia y la noviolencia conceptos necesariamente complementarios. La democracia sin noviolencia y la noviolencia sin democracia se desvirtuaban y carecían de sentido. Para él no era tan importante que los británicos perdieran su poder como que la ciudadanía india aprendieran a movilizarse para poder ejercer y ser protagonistas de sus propios asuntos. Es decir ser ciudadanos activos y no meros súbditos pasivos. Tenía fuertes inclinaciones anarquistas ya que creía más en la persona que en el Estado y creyó, como Thoreau, que el mejor gobierno es el que menos gobierna.

Toca recordar a Gandhi pero más aún nos toca recuperar su método de lucha para hacer más democracia. No vale con celebrar un día. Todos los días debemos luchar y movilizarnos de forma democrática, con la noviolencia como instrumento de acción política. Se puede perder y se puede ganar. Podemos ganar el objetivo concreto por el que se  lucha pero la gran ventaja de la noviolencia es que siempre  que ganas no solo como estructura o sistema sino también como persona porque en el fondo estas reconociendo a tu enemigo un mínimo de dignidad porque no lo quieres matar sino acabar con lo que él representa, con el sistema que representa.

La noviolencia no consiste únicamente en la renuncia al empleo de la violencia, al igual que la ausencia de la guerra no implica necesariamente que tengamos paz, o la aunsencia de corrupción no implica que tengamos democracia. La noviolencia (por eso desde el pacifismo-antimilitarismo lo escribimos junto como si fuera un solo concepto que tiene significado propio) supone un proyecto de transformación radical (que va a las raíces del conflicto social), una transformación en lo social y en lo personal. La acción noviolenta no se limita a la persuasión verbal y psicológica también tiene sus técnicas y formas de hacer que convendría que el sistema educativo y de defensa de este país se dedicará a potenciarlas en lugar de las técnicas represoras y violentas.

La noviolencia no es cobardía, pasividad sumisión, es todo lo contrario, rechaza estas actitudes, es acción, denuncia de injusticias, es combate activo hacia lo que es injusto através de multiples estrategias de acción. Es todo lo contrario a la cobardia y la pasividad.

La práctica de la noviolencia implica mucho riesgo, practicar la desobediencia, la objeción de conciencia, el boicot, la no colaboración activa, entraña riesgo altos personales. Se penaliza y mucho al que la practica, que se lo digan al movimiento del 15M, de insumisión…etc en este país. Y si el sistema es mas dictatorial se penaliza mucho más el riesgo es más elevado.

No es cierto que la noviolencia necesite de mucho tiempo para ser efectiva, necesita igual de tiempo que el empleo de la violencia en la resolución de los conflictos.

Recordar este día, es hacer de este día algo propio. Si somos capaces de ello estaremos haciendo más democracia y siendo ejemplo de que se puede conseguir llevar a la practica una forma de organizarnos y funcionar personal y socialmente distinta a la que nos quieren hacer ver que es inevitable. ¿Por qué no todos los días de nuestras vidas son días de la noviolencia?. Depende de nosotros el hacerlo realidad.

dia.no.violencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s