¿Hay mucha desigualdad social en España?

imagen.ricos-pobresDesigualdad social en España: Aumento e historias de vida

  • La historia de vida de Miguel

Miguel nació en Agosto de 1980 , en un distrito del sur de Madrid llamado Carabanchel, en concreto en un barrio de casas bajas y prefabricadas, llamado Pan Bendito. Los ingresos de las familias que vivían y viven en esa zona son muy bajos, predomina la población emigrante del campo a la gran ciudad, la emigración internacional y la población gitana.

Hay algo especial en el lugar  y la época del nacimiento de Miguel, no sólo porque nació 6 meses después de que su madre comenzara a cumplir prisión, sino también porque su nacimiento ocurrió días después de uno de los peores disturbios, por motivos de drogas, que se dio en el barrio. Fue el primero de muchos disturbios que se dieron en Pan Bendito, relacionado la droga y con los gitanos, en esa época de inicio de los 80.

La madre de Miguel se veía forzada a librar una lucha diaria para conseguir dinero y techo para ella y su hijo Miguel y su otro hijo, de un año de edad y deficiente mental, cuando fue arrestada y conducida a la cárcel por una pelea navajera. Miguel y su hermano deficiente fueron separados en diferentes hogares de adopción, hasta que su madre Isabel pudo hacerse cargo de ellos de forma adecuada. Durante esos 3 años en el hogar adoptivo Miguel creció saludablemente y desarrolló sus gustos y sus rechazos como cualquier otro niño pequeño (no le gustaba comer guisantes y que le cortarán el pelo, le encantaba comer helado y jugar al fútbol). Isabel, la madre, salió de prisión 3 años después. Estaba en paro y no tenía lugar donde vivir. Durante lo 13 meses tras salir de prisión vivió en 10 sitios diferentes. Con una tasa de paro de cerca el 20% en el barrio de Carabanchel,  el trabajo era escasísimo, casi no había. Trabajó algún tiempo en un trabajo temporal (limpiando suelos). Duró poco. Isabel recibió primero un subsidio de servicios sociales, con otras 90.000 personas del barrio que estaban en situación parecida. Pero la cantidad recibida no era suficiente ni para cubrir las necesidades suyas ni menos las de sus 2 hijos.

Hasta cierto punto, las perspectivas de Isabel y de Miguel parecieron mejorar cuando Isabel se casó con un hombre empleado como conserje. Se mudaron a un piso de alquiler de viviendas de protección oficial por Carabanchel alto. Al igual que muchas madres, Isabel amaba a sus hijos e hizo todo lo que pudo por ellos. Miguel recuerda que su madre siempre escribía Te quiero en su bolsa de la comida cuando empezó a ir al colegio. Ahorraba para comprar regalos de Navidad para sus hijos, y trabajó de voluntaria en el colegio de Miguel ayudando en las salidas extraescolares.

Con su matrimonio tuvo 2 hijos, ya tenía 4 en total. Pero como suele ocurrirles a muchos niños de familias pobres, los relativamente buenos tiempos no duraron mucho. El matrimonio de Isabel comenzó a romperse, su marido se llevo a sus dos hijos biológicos y la abandonó. Isabel se quedó sola con los niños otra vez. Volvió a estar en las listas de  la asistencia social, y volvieron a Pan bendito, un barrio estigmatizado  por la delincuencia y la violencia. Al no poder pagar el alquiler de la casa donde se quedó fue desahuciada de su hogar, y Miguel, su hermano y su Madre tuvieron que buscarse la vida, una vez más. Encontraron donde dormir en un edificio vacío donde vivían personas que lo habían ocupado al no tener techo.

A Isabel la vida se le hizo imposible una vez más. Por aquella época a Miguel le resultó difícil resistir a la influencia de las pandillas del barrio. A los 10 años se le vio implicado en peleas callejeras y fue arrestado.  Miguel la había visto enferma a causa del hambre y robaba comida.

A los 18 años Miguel estuvo en prisión, 9 meses después de qué su historia saliera en la revista Época, su madre Isabel murió de cáncer 5 años después y a su hermano le ingresaron en un centro para personas discapacitadas huérfanas.

  • La historia de vida de David

David nació en el otro extremo del sistema de estratificación social de este país. En la posición social más alta. Sus padres no sólo eran ricos, sino que estaban entre los millonarios y los más poderosos de este país.

David, nació en 1980, era el pequeño de 6 hermanos, sus padres tenían bienes por valor de al menos 500 millones de pesetas de las de entonces, que había heredado de sus abuelos.

David, al igual que Miguel nuestro anterior protagonista, vivió en diferentes casas, aunque, como podemos suponer  había muchas diferencias entre ellos.

Para David, las distintas casas eran propiedad de su familia (todas al mismo tiempo). Las casas eran mucho más espaciosas que la primera de Miguel, y es bastante dudoso que tuviera cucarachas, ratas,..como tuvo alguna casa de Miguel.

Tenían la casa en el barrio de Salamanca, un barrio del centro de Madrid, con ingresos medios superiores a las 290.000 pts de entonces. Los fines de semana iban a la finca de Sevilla, que se llamaba “La Triana”. En la Triana David y sus hermanos,  podían ir a la caballeriza de piedra y tener un profesor de equitación, para aprender a montar a caballo, y pasear por los senderos de los alrededores de la finca. A su familia le costaba cerca de 3 millones de pts al año, mantener esa finca.

Además tenían un barco en el puerto de Cádiz, para que en los veranos pudieran ir a navegar. Pero sí de veras, querían escaparse en la intimidad, tenían una casa en las Islas Vírgenes, un rancho venezolano y otro en las montañas.

Podemos suponer que David se parecía a Miguel, a los 2 años de edad. Curioseaba en su entorno, le encantaba jugar con sus juguetes, al fútbol, y aunque no pone nada en su biografía seguro que le gustaban los helados como a Miguel.

Sin embargo, David tenía un ambiente mucho más amplio y seguro para explorar, y sus juguetes eran mucho más caros.

A partir de esa edad las diferencias entre David y Miguel se hacen muchísimo más grandes.

David no se crió en un ambiente de delincuencia y violencia, es dudoso que viera alguna vez que a una persona se la robara o ver una pelea con navaje (que no fuera en la televisión) y sus colegios eran muy distintos. Fue a una escuela privada y elitista como era el colegio del Pilar de Castelló. Después visitó en el extranjero la Universidad de Osford y se doctoró en Economía por la Universidad de Harvard.

Como niño David se mostraba serio y responsable, y fue seleccionado de forma informal entre sus hermanos para encargarse de los intereses económicos familiares. En 1994, David comenzó a trabajar en el banco de su tío como subdirector de finanzas. 3 años después fue propuesto para Presidente del Consejo de Administración.

Actualmente, David se le considera una de las personas más ricas y poderosas de España. Dicen algunos,  incluso más poderoso que el Presidente y el Rey.  Posee grandes corporaciones empresariales relacionadas con las telecomunicacones y las nuevas tecnologías.

Todo esto parece una exageración, hasta cierto punto. David en el banco que dirigía, el Central Hispano, tenía a sus ordenes al comité de directivos que contaban con los más altos cargos de las compañías como la SEAT, IBERIA, BBV, CANAL PLUS, VÍA DIDITAL, EL PAÍS, IBM..

Además de esto,  controla las acciones de muchas compañías de telecomunicaciones y canales televisivos, radios ..etc.

David , además fue presidente del Casino de Madrid. Rechazó en repetidas ocasiones puestos en el Consejo de Ministros que le ofrecieron anteriores presidentes.

David  es famoso por su trabajo incesante, pero encontraba tiempo y tenía los medios para pasarlo bien y disfrutar mucho del ocio en su vida. Gran conocedor de vinos, era en parte dueño de un viñedo francés. Posee ahora tres barcos con el que hacia viajes de turismo y ocio, ya que sigue la afición de su familia.

No podemos conseguir cifras precisas de la riqueza total de personas como David , pero una estimación conservadora de la riqueza actual de su familia puede alcanzar cerca de los 60 millones de euros.

A modo de conclusión

Podemos sentir pena y la rabia ante el caso de Miguel y su familia ; sin embargo, el dolor y el enfado no son el propósito de la descripción  anterior.

Lo que he pretendido, con estas historias de vida donde los personajes son inventados pero los datos de las historias en su mayoría son reales, es ilustrar no sólo las desventuras de una de las muchas familias empobrecidas en España, (que según los últimos datos de la Encuesta de las Condiciones de Vida del INE sitúa en torno a un 22% de la población española que vive por debajo del umbral de la pobreza) , sino que al compararlo con la historia de vida de David, se muestra  que el contexto social donde naces y te socializas es un factor muy determinante saber el verdadero nivel de facilidad y oportunidades de progresar en tu vida personal y social que tienes, de tener más o menos recursos y medios personales para solventar los problemas y retos que te surjan en la vida.

Tanto las historias de vida como los datos de estudios sociológicos son las herramientas que nos permite contrastar y verificar los hechos sociales que surgen en nuestra sociedad.

La semana pasada salió esta noticia aunque había que rebuscarla: “España es el país con mayor desigualdad social de la UE.“. En esta noticia nos ofrece  datos que junto a las historias de vida nos confirma que la desigualdad en España es un serio problema social.

Porque aún nos cuesta percibir la desigualdad social como un serio problema. La interpretamos como algo inevitable, fruto de que las cosas tienen que ser así. Muchas veces preferimos pensar que las personas son por sí mismas responsables de su suerte en la vida. Ahí la frase tantas veces oída: “ es pobre porque no quiere trabajar”.

Deberíamos pensar más que los aumentos de desigualdad entre unos y otros es independiente de los esfuerzos personales y la suerte de la vida que nos ha tocado vivir. Son las decisiones políticas-económicas las que hacen que una sociedad sea más oo menos desigual. Son las decisiones políticas-económicas las que configuran los contextos sociales donde nacemos y nos desarrollemos  y que estos sean tan dispares y hagan que unos tengan muchísimas más oportunidades y facilidad para abordar los inevitables dificultades y retos que plantea la vida.

Hemos hecho mucho hincapié en estos años de democracia en que todos y todas tengamos las mismas oportunidades. Hemos hecho mucho hincapié en que se debe ofrecer a la sociedad espacios donde todos tengan accesos a tener las mismas oportunidades (las mujeres, los ancianos, los inmigrantes, jóvenes…). Pero quizá hemos olvidado la otra pata de la que se basa la justicia social en la igualdad de posiciones sociales. Miguel y David parten con la igualdad de las oportunidades en la sociedad en la que viven pero no podemos olvidar que parten desde distintas posiciones sociales para poder y saber  aprovechar esas oportunidades que se les ofrece.

Si queremos trabajar por la justicia social no podemos olvidarnos de donde viene cada uno, desde donde se socializa cada cual. No podemos olvidar que el sistema social en la que vivimos esta basado una estructura muy desigual, cada vez más desigual, de clases sociales.

DESIGUALDAD_20_20copia_20_640x

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s