Cultura del miedo: ¿Cárcel para todos?

532276_360855027368903_1793342130_nNo paran de salir noticias donde se quiere criminalizar la legítima protesta ciudadana. La última, la semana pasada: Piden 3 años de cárcel por “robar” un casco militar.  Según cuenta los protagonistas, el movimiento social antimilitarista de Bilbao, robaron un casco militar de una exposición del ejército y lo devolvieron convertido en un macetero con una flor plantada. El clásico símbolo pacifista. Sin entrar a valorar que choca mucho que a los que supuestamente nos defienden les roben  su casco en su santa cara. Y sin entrar  a hacer saña dejando claro, como así constata el hecho, que  el casco evidentemente estaba vacío, como era de esperar, pues como decía sin entrar a valorar tal torpeza e ineficacia de la seguridad militar, lo que sí es destacable es la barrabasada de  la fiscalía que les pide  ni más ni menos  3 años de cárcel por robar unos días el casco y devolverlo con una flor en su interior!. De alucinar.

A este hecho le podemos unir las últimas peticiones de condena:  por pegar un tartazo a un político se pide 9 años, a unos profesores por entrar en un pleno y desplegar una pancarta en defensa de la escuela pública les piden entre  4 años, y podíamos seguir con una lista cada vez más grande de peticiones de cárcel por realizar actos de protesta legítimos y noviolentos de forma directa.

A la represión directa de estas peticiones de cárcel se le añade la represión administrativa o burorepresión con sanciones económicas por todo acto de protesta ciudadana que considere la autoridad de turno que no da lugar a hacerlo. Sanciones que hemos visto se han dado en manifestaciones grandes como el 25 de Septiembre o concentraciones más pequeñas en barrios y pueblos por defender la sanidad y educación. Se estira y se usa la ley administrativa para penalizar y castigar.

Todo esto coincide en el momento donde el gobierno está preparando y elaborando el último eslabón de esta cadena represiva: la Ley de Seguridad Ciudadana. Ley que de seguridad tiene poco y de castigo y sanción mucho.

Desde siempre el que protesta lo suele pagar caro y  lo quieren dejar bien clarito con este anteproyecto de ley. Mientras tanto otros delitos salen políticamente y jurídicamente gratis y sino que se lo digan a Fabra, a Urdangarín..etc.

No sé cuánto de farol hay en esta propuesta de ley pero las cárceles están ya muy saturadas y las personas no se las puede embargar más de lo que están y no podemos ser más pobres e insolventes de lo que somos. Pero lo que sí está claro es que la propuesta de meter miedo, de generar una cultura del miedo y de  inmovilización social está en el fondo de esta política. Su gran propósito es que no protestemos y que nos quedemos en casa y juguemos a su “falsa” democracia cada 4 años.

Los miedos para superarlos hay que afrontarlos si queremos que cambien de bando. Es su ley y no la nuestra y sí sale, como no es justa habrá que desobedecerla. No queda otra. Organicémonos para hacerlo.

¿Se atreverán a meternos a todos en la cárcel?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s