TRUMP, EL NUEVO GIRO DEL CAPITALISMO PARA SOBREVIVIR y LO QUE NOS TOCA A LA IZQUIERDA…

…A modo de reflexiones en el día Trump-OSO tras las elecciones de USA.

Las elecciones en USA era elegir entre la derecha, del neoliberalismo de siempre, el de estas décadas, ese que mata creyéndote libre y que tu decides, representado por Hillary Clinton o la extrema derecha, donde te mata a las claras sin engaños ni falsedades, la del machista-showman Trump.

Al capitalismo no le estaba funcionando, se le agoto la formula Clinton, vió que ser negro si colaba con Obama, pero ser mujer no colaba, porque al feminismo no se le cuela con facilidad. Es un movimiento resistente a las represiones y a las manipulaciones. Sigue leyendo

EL COSTE DEL MACHISMO EN LOS HOMBRES

we-can-do-itEl autor dice:

“A los tíos nos han hecho creer que debemos ser siempre los primeros y los mejores: los más rápidos en una carrera, los más graciosos de la pandilla de amigos, los que ganen el sueldo más alto de toda la familia…
..demostrar el cariño no es de ser un hombre. No hace hombre. O eso es lo que nos han metido tradicionalmente en la cabeza. En cambio, ¿qué tiene que hacer un chaval para ser considerado un machote, un tío de verdad? Pues todo lo contrario: mostrarse cuanto más duro mejor. Sigue leyendo

La foto de Brasil: EL MACHISMO, LA POLITICA Y EL TECHO DE CRISTAL….

EL MACHISMO, LA POLITICA Y EL TECHO DE CRISTAL

La foto de Brasil.

13221671_1804134033149957_5437409232167990450_n

Una foto vale más que miles de palabras. El feminismo actual ha acuñado el término “techo de cristal” que hace referencia a ese tope invisible que impide a las mujeres llegar a donde están los hombres, o dicho de otra forma, los obstáculos que no permiten la participación de las mujeres en pie de igualdad con los varones. Como define la feminista Válcarcel,  son un conjunto de prácticas y maniobras que dan como resultados que las mujeres sean desestimadas por los sistemas que eligen y seleccionan, sistemas de cooptación, que toda organización social tiene.”

Poco duró Dilma Rousseff de presidenta de Brasil, a Lula no pudieron ponerle ese techo, quizá ser hombre le daba ese plus a pesar de ser de izquierdas, o quizá que tonteo con el capitalismo acogiendo los próximos mundiales de fútbol y olimpiadas. Quien sabe.

Dilma ha sentido ese techo de cristal junto a maniobras de hombres de derechas que la han conseguido echar de la presidencia de Brasil.

Ahora Brasil abraza más machismo y más patriarcado de la manita del capitalismo salvaje neoliberal…y vendrá las olimpiadas y el mundial de Brasil en los próximos años para gustos de los machos capitalistas y para divertimento nuestro…¿casualidad o coincidencia?. La desigualdad en Brasil importa un carajo. Como importa un carajo a la comunidad internacional la manera en como han destituido a una mujer como Dilma Rousseff. A la mierda!.