HACE 223 AÑOS EL MACHISMO ASESINO A Olympe de Gouges

decc81claration-satire-blog-171x300Fue un 3 de Noviembre 1793 cuando esa ilustración, moderna y francesa, la que nos trajo las libertades, igualdades y fraternidades, la que nos trajo el estado moderno base del que hoy disfrutamos, esa misma ilustración, fue la que cortó la cabeza a Olympe de Gouges. Ella fue la primera mujer que empezó el camino público y colectivo de la lucha de la causa de las mujeres. De la lucha feminista colectiva.

Mientras los hombres, hacían su declaración de los derechos del hombre y del ciudadano se olvidaron de un “pequeño detalle”, incluir a la mujer.

Sigue leyendo

DIME COMO HABLAS Y TE DIRÉ COMO TE RELACIONAS Y QUE MUNDO CONSTRUYES

” No es me la folle. Es hemos follado…”

Breve reflexión sobre el lenguaje sexista….

El lenguaje construye realidad social. Esa realidad social donde llevamos a cabo nuestra vida cotidiana. El lenguaje nos construye la manera de pensar y mirar el mundo, incluso de sentir y desear. Nos lleva a comportarnos, a relacionarnos de una forma determinada, a tener actitudes, expresiones verbales y no verbales concretas.

Las estructuras sociales, dirigidas por intereses de clases dominantes (hombres, ricos, blanquitos, occidentales), construyen discursos, usan lenguajes, que mamamos desdes la cuna. El patriarcado, como estructura social que es, no lo es menos. Tienen su lenguaje que nos atraviesa, nos construye como sujetos sociales que somos. Lenguaje basado en desigualdad de poder, que en el caso del género, esta desigualdad a los hombres nos da, nos asigna, la posición, el rol superior en relación a la posición y al rol que se le asigna a la mujer. Sigue leyendo

EL COSTE DEL MACHISMO EN LOS HOMBRES

we-can-do-itEl autor dice:

“A los tíos nos han hecho creer que debemos ser siempre los primeros y los mejores: los más rápidos en una carrera, los más graciosos de la pandilla de amigos, los que ganen el sueldo más alto de toda la familia…
..demostrar el cariño no es de ser un hombre. No hace hombre. O eso es lo que nos han metido tradicionalmente en la cabeza. En cambio, ¿qué tiene que hacer un chaval para ser considerado un machote, un tío de verdad? Pues todo lo contrario: mostrarse cuanto más duro mejor. Sigue leyendo